DENUNCIAN A PREPAGA POR ABANDONO DE PERSONA

In DEPORTES, DESTACADO, SOCIEDAD by FM de la Montaña

Mario Alvarez, es un reconocido atleta de nuestra ciudad. Corredor de esquí alpino, incluso campeón argentino de la disciplina. Instructor de esqui, profesor de la AADIDESS (Asociación Argentina de Instructores de Esqui, Snowboard y Pisteros Socorristas) y entrenador, jugador de básquet y amante de los deportes en general.

Mario es de familia de pioneros, fundadores el Hotel Lacar, donde hoy se encuentra el restaurant Doña Quela y Tassone Deportes.

Hasta hace tres años y tres meses tenía una vida sana y llena de energía. En el 2015 le diagnosticaron ELA (Esclerosis lateral amiotrófica) y su vida y la de su familia cambió para siempre. ELA, es una enfermedad donde las células nerviosas (neuronas) motoras se desgastan o mueren y ya no pueden enviar mensajes a los músculos. La enfermedad no tiene cura.

Hoy Mario ya no camina y necesita de asistencia permanente, y de una máquina para respirar.

Gisela Pervanas, su mujer hace 28 años, y sus hijos iniciaron un reclamo judicial a la prepaga Swiss Medical ya que la misma dilata continuamente las respuestas, y niega la prestación de los servicios sin ni siquiera enviar un auditor para estudiar el caso.

Incluso les han negado la asistencia psicológica, porque consideran que no es necesario.

La medicina para frenar el avance de la enfermedad fue pedida en dos oportunidades y nunca llegó. Hoy solicitan una cuidadora las 24hs y también se lo niegan..

Gisela, con una entereza admirable, nos visitó esta mañana en la radio y nos dió mas detalles.

Escuchala…

Foto: Mario y sus compañeros de Chapelco

La esclerosis lateral amiotrófica o ELA, es una enfermedad de las neuronas en el cerebro, el tronco cerebral y la médula espinal que controlan el movimiento de los músculos voluntarios.

La ELA también es conocida como la enfermedad de Lou Gehrig.

Causas

Uno de cada 10 casos de esclerosis lateral amiotrófica (ELA) se debe a un defecto genético. La causa se desconoce en la mayoría del resto de los casos.

En la ELA, las células nerviosas (neuronas) motoras se desgastan o mueren y ya no pueden enviar mensajes a los músculos. Con el tiempo, esto lleva a debilitamiento muscular, espasmos e incapacidad para mover los brazos, las piernas y el cuerpo. La afección empeora lentamente. Cuando los músculos en la zona torácica dejan de trabajar, se vuelve difícil o imposible respirar.

La ELA afecta aproximadamente a 5 de cada 100,000 personas en todo el mundo.

Fuente: www.medlineplus.gov

FOTO: Mario y su hija Camila