VILLA LA ANGOSTURA INNOVA CON EL “GLAMPING”: LA TENDENCIA DE IR DE CAMPAMENTO, SIN RESIGNAR CONFORT

In DESTACADO, SOCIEDAD by FM de la Montaña

La propuesta de “glamping” combina la magia de estar de camping en un entorno natural, pero con la comodidad que ofrece la hotelería. Conocé de qué se trata.

El “Glamping” (glam de glamour y ping de camping) es una nueva tendencia en América Latina, mientras que en América del Norte y Europa está ya instalada desde hace tiempo. “Yo prefiero llamarlo camping boutique”,explica Martín Suero, empresario hotelero que sumó esta propuesta a “Posada Las Ramblas” en Villa la Angostura.

“Hace un tiempo empecé a viajar por Europa, Estados Unidos y Canadá para buscar nuevas tendencias en hotelería. Muchas personas me recomendaban que fuera a un glamping. Visité distintos glampings y en Noruega fui a uno que tenía una carpa de vidrio y por la noche se podían ver las estrellas desde la cama. Ahí pensé en traer acá el concepto”, relata sobre el origen de la idea. Al volver a la Argentina, se asoció con un diseñador industrial para crear el diseño y emprender la búsqueda de materiales. Así llegaron a un nuevo modelo al que llamaron “burbuja”: una media esfera realizada en hexágonos de policarbonato unidos.  “Inspira Glamping” posee tres tipos de “carpas” diseñadas especialmente para maximizar la increíble vista panorámica a la Bahía Puerto Manzano y al lago Nahuel Huapi. Por las noches, es posible ver el cielo estrellado desde la comodidad de la cama. Una experiencia realmente increíble para cualquier viajero.

Inspira ofrece las burbujas (con capacidad para 2 adultos), los domos clásicos (con capacidad para 2 adultos + 2 menores) y una pirámide de vidrio (con capacidad para 2 adultos). Ésta última -asegura Martín- “es la vedette del glamping, tiene la misma orientación que las pirámides egipcias”.

Cada “carpa” tiene su propia parcela con su mesa, bancos, reposeras, sombrilla y hamaca paraguaya, con hermosa vista al entorno natural y agreste del lugar: muchas flores, arbustos y árboles. La vegetación separa las parcelas entre carpas para mayor privacidad. Las carpas tienen protección UV y una lámina de seguridad que hace que de afuera hacia adentro no se puede ver, para dar privacidad. Son realmente ecológicas, dado que tienen luces de led que consumen entre 2 y 8 vatios. En su interior, hay sommiers de resortes, almohadas de pluma, mantas y cómodas bolsas de dormir que se entregan con bolsas de agua caliente. “Lo único que le pedimos a los pasajeros es que traigan un buen piyama”, explica Martín.

Los huéspedes del glamping disponen de un gran fogón y mesa comunitaria para compartir y disfrutar de asados y otras actividades recreativas. Además, pueden hacer uso del Salón de Usos Múltiples de Las Ramblas donde están ubicadas las duchas y sanitarios, con TV con Netflix. “Queremos generar una nueva experiencia de camping, no se trata de glamour sino de servicio y comodidad, combinando servicio de hotelería en un entorno de naturaleza”, explica Martín.

Posada Las Ramblas

Los huéspedes pueden combinar noches de glamping con alojamiento en la posada, en alguna de sus diez amplias suites con hidromasaje y con vista panorámica a la Bahía de Puerto Manzano y al lago Nahuel Huapi. Todas cuentan con una decoración moderna y elegante, con detalles de calidad. “Acá todo tiene una historia. Mi madre es decoradora de interiores y en las habitaciones y otros espacios de la posada hay objetos que son parte de la tradición familiar o de mis viajes”, asegura Martín, quien por su trabajo como fotógrafo editorial ha recorrido diversos rincones del mundo.

La posada cuenta con un mini gym, jacuzzi climatizado outdoor, tres solariums, sala de estar en el lobby y wi-fi en todas las áreas.

“Ésta es un posada de bajo impacto ambiental y está diseñada desde un punto de vista fotográfico. El jardín fue pensado para que sea totalmente silvestre con una explosión de flores y colores y que cada lugar tenga su toma armada escenográficamente”, acota.

Info e imágenes gentileza de Revista AIRE.