BONO DE $5.000: PARA CREXELL DEBE SER TOMADO COMO CRÉDITO FISCAL

In POLITICA, SOCIEDAD by FM de la Montaña

Un proyecto de Ley para que el bono de los $5.000 pesos –dispuesto por decreto ante el último salto inflacionario-, se convierta en “crédito fiscal” para las Micro y Pequeñas Empresas fue presentado este lunes por mesa de entradas por la Senadora Lucila Crexell (MPN), quien acompañó la iniciativa con un proyecto de declaración en el mismo sentido.
En términos formales, se busca “una compensación como crédito fiscal a las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas, para ser aplicado a saldos de declaración jurada en concepto de impuesto al valor agregado, ganancias y anticipo de ganancias, y/o contribuciones patronales establecidas en el régimen general con destino a los subsistemas de la seguridad social en relación a las sumas abonadas en concepto de asignación no remunerativa para los trabajadores en relación de dependencia del Sector Privado dispuesta por el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 665/2019”.
Crexel, candidata a Senadora por Juntos por el Cambio en Neuquén, también tomó como punto de partida -para sus argumentaciones-, los considerandos del Decreto que establece ese pago extraordinario, y se refirió “a los recientes acontecimientos de económico-financieros y la variación coyuntural del índice de inflación de precios al consumidor”, y aseguró que “también se encuentra otro sector altamente vulnerable (..) como son las pequeñas y medianas empresas, las que plantearon objeciones oportunamente a este respecto”.
Sostuvo la Senadora que “si bien las Pymes entienden que la medida es razonable para recuperar el mercado interno, lo cierto es que el actual contexto les imposibilitaría hacer frente a la misma, dado el aumento desproporcionado de las tarifas dolarizadas de los servicios públicos, las tasas de interés que restringen el acceso al crédito y la presión tributaria”.
Coincidió en algunos de los fundamentos que expuso la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), y por eso solicitó “compensar la asignación no remunerativa tomándola como pago a cuenta de contribuciones patronales, IVA o algún otro impuesto, a fin de permitir que este adelanto financiero les reporte un impacto económico neutro a estas empresas”.
Consideró que la situación de las PYMES es “de ahogo financiero, que las llevóno no solo a suspender proyectos de inversión, compra o adecuación de maquinarias, sino incluso a reducir personal”.
En ese contexto, la Senadora neuquina adelantó que su fin al presentar el proyecto de Ley es “descomprimir el impacto negativo que las asignaciones no remunerativas”, en especial en las Pymes del sector comercial, la industria y las economías regionales, “que como se mencionara, presentan serios problemas para abonar los sueldos, garantizar los empleos y puestos de trabajo, y pagar a la cadena de proveedores”.
Reconoció que su proyecto de Ley “representa un esfuerzo fiscal para el Estado”, acotó que “deviene imprescindible en la actual realidad de asfixia económica, la que requiere de medidas urgentes que reactiven la economía”.