CHILE CONFÍA EN EL TURISTA ARGENTINO PARA LEVANTAR LAS CIFRAS DE LA TEMPORADA

In SOCIEDAD by FM de la Montaña

La Federación de Empresas de Turismo de Chile (Fedetur) junto a gremios nacionales (Hoteleros de Chile, Achet, Achiga y Chilesertur) y regionales, está impulsando una fuerte ofensiva para levantar la actividad turística en Chile, a través de una campaña denominada  “Cruzá a Chile #el2020mebajoun20”, que incluye promociones para para viajantes argentinos en particular.

Ofertas que contemplan distintos beneficios,  “2020 me bajo un 20” consiste en que las empresas de turismo ofrezcan un 20% de descuento sobre sus tarifas, mientras que el 3×2 apunta a un descuento en la tarifa, donde disfruten 3 personas y paguen 2.

“El objetivo de la campaña es unir a la industria, colaborar en impulsar la demanda y crear conciencia de que las estrategias tácticas, mediante promociones y descuentos, es fundamental para atraer a los chilenos a que hagan turismo en el país”, confirmaron desde la Federación.

En este contexto, más de 30 empresas ya publicaron sus promociones espaciales. La info se puede encontrar en el siguiente link.

Caída del turismo

Mientras la ocupación hotelera en los principales centros vacacionales de Argentina promedia entre el 70% y el 80%, los países limítrofes que apuntan al mercado turístico regional, se ven afectados.

En el caso del turismo en Chile, tuvo una caída de 21,1% respecto al año pasado, “debido a la crisis económica argentina y al estallido social”, dijo la subsecretaria de Turismo chilena, Mónica Zalaquett, en conferencia de prensa. Y agregó que “el principal factor de la baja fue el impacto de la crisis argentina, porque el mercado en ese país cayó un 40% en el acumulado”. A ese contexto se suma el  impuesto del 30 % para quienes hagan gastos en el exterior.

Así mismo, la estrepitosa caída de la demanda tiene su raíz en la crisis política y económica que ha vivido Chile. Tras el estallido social, se registraron mermas en los vuelos y las cancelaciones de reservas cayeron un 50%.

El impacto de esta situación alcanzó una pérdida estimada de un 10% de fuentes laborales, que representan unos 37 mil empleos directos, una reducción en el ingreso de divisas de US$938 millones, más los millonarios perjuicios por concepto de lucro cesante, cancelación de eventos y daño directo de hoteles, restaurantes y casinos de juego que han sido vandalizados.

De todos modos, según señaló Zalaquett, “el turismo proveniente de Europa y de Estados Unidos fue positiva. El mercado argentino cayó en un 40%, pero en Europa y Estados Unidos todavía tenemos números positivos. Es por eso que hemos lanzado una campaña de ser buenos anfitriones”, señaló Zalaquett.

Fuente: ANB.