LA CONOCIÓ EN UN BAR Y LA INVITÓ A SU CASA, ELLA LO DROGÓ Y LE ROBÓ DINERO EN EFECTIVO

In SOCIEDAD by FM de la Montaña

El pasado viernes por la mañana, un vecino de San Martín de los Andes quedó internado en el hospital tras despertarse mareado en su casa y notar que le habían robado dinero en efectivo y algunos electrodomésticos. Denunció que había salido a un bar donde conoció a una mujer y la invitó a su casa, pero que tras tomar algo, no recordaba nada más.

Así, efectivos de la Brigada de Investigaciones de esa localidad cordillera lograron identificar a la mujer, que había quedado registrada en las cámaras de seguridad del bar. Fue detenida y al chequear sus datos personales, saltó que tenía una orden de captura desde fines de 2018 por un hecho de similares características ocurrido en Neuquén capital, por lo que se alertó a la Fiscalía de Robos y Hurtos.

En esa oportunidad, en agosto, la mujer junto a una cómplice -aún prófuga- conocieron a un hombre en el Casino Magic y luego fueron a su casa. Allí, lo sedaron con un somnífero y le robaron electrodomésticos y el auto. Todo fue hallado en un allanamiento en su casa del barrio cipoleño Tres Luces.

Así, el viernes a la tarde, a través de videoconferencia con la detenida en San Martín, el asistente letrado Juan Pablo Encina, acusó a la mujer de robo agravado y solicitó que quede con prisión preventiva por considerar que había riesgo de fuga y porque tiene una condena en suspenso por otros 5 hechos.

Sin embargo, un juez avaló los cargos y no así la cautelar, argumentando que la mujer tiene seis hijos y que recientemente se le murió un bebé; por lo que dispuso su libertad con comparendos.

Ella no sólo no regresó a su hogar, sino que esa noche durmió a otro hombre y le robó el auto, en el cual la detuvieron el sábado al mediodía en un control policial en Collón Curá camino hacia el Alto Valle. La fiscalía de allá la notificó por ambos hechos y ayer la dejó en libertad al entender que el juez dictaminó que no había riesgo de fuga. Se desconoce si la mujer volvió a su casa en Cipolletti, donde habían quedado sus hijos.

La mujer, de unos 30 años, es conocida en el ambiente y vive en la zona de Tres Luces en la localidad de Cipoletti. Tanto en la fiscalía neuquina como la cipoleña la conocen como “la Muñoz” (por su apellido) por haber protagonizado un sin fin de hechos en la región.

Gentileza LM Neuquén.