SAN MARTÍN DE LOS ANDES SUMA CADA VEZ MÁS HUERTAS ORGÁNICAS

In SOCIEDAD by FM de la Montaña

El nuevo escenario que se vive a nivel mundial, va dejando huellas de todo tipo, y en distintas latitudes. San Martín de los Andes no es una excepción, ya que frente a la nuevas formas que se adoptaron para atravesar la pandemia, la creación de la huerta orgánica ha sido una de las más populares en la ciudad.

Se trata no solamente de una manera de sobrellevar el aislamiento social, sino fundamentalmente de proveerse de alimentos naturales, de la mejor calidad al ser orgánicos, y evitando realizar grandes gastos en efectivo cuando se realizan las compras.

Durante la cuarentena y para colaborar con las economías familiares, varias comunas del interior llevaron adelante el programa Proda en Casa. En San Martín, a través de la Subsecretatría de Producción y Empleo, dependiente de la Secretaría de Desarrollo Social, se realizará la entrega de semillas y asesoramiento en materia de semillas y plantación, entre otras cosas.

A partir de la enorme demanda -ya a mediados de abril más de 500 personas se habían anotado para recibir semillas-, desde la Subsecretaría de Producción y Empleo y el PRODA se determinó poner en funcionamiento una página de Facebook (Huerta en casa SMA) para brindar información, subir videos tutoriales sobre el manejo de una huerta, las semillas y la plantación en general.

Es decir, se trata de la promoción de la agricultura urbana para vecinos y vecinas que quieren trabajar la tierra y producir sus propios alimentos. A partir de estos programas los interesados pueden acceder a las semillas a través de la municipalidad, o acceder a capacitaciones e información valiosa.

Maite Sampablo, subsecretaria de Producción y Empleo de la municipalidad, contó que en la ciudad son más de 600 las familias inscriptas. En este orden señaló que “además del banco de semillas y las capacitaciones en materia de plantación y cuidado de huertas, también trabajamos con la elaboración de aboneras y compost, porque sirven para las huertas pero también para cuidar el ambiente porque reducimos casi a la mitad la cantidad de residuos que desechamos”.

De esta manera, la cuarentena y el aislamiento social, sin dejar de ser asuntos difíciles de llevar, son sin embargo, oportunidades para emprender estos proyectos de la huerta orgánica propia. Poner en marcha un desafío de estas características no solo es terapéutico, sino también, una manera de acceder a vegetales de primera calidad, cuidando al mismo tiempo la economía familiar en tiempos difíciles.