LA PANDEMIA DE VIVIR MAL

In DESTACADO, SOCIEDAD by FM de la Montaña

Al día de la fecha llevamos poco más de 2000 muertes por el Covid 19 en todo el territorio nacional y un número de contagiados que ubican a la Argentina entre los 20 países con más cantidad de infectados del planeta. Pero el de nuestro país es un caso paradigmático en cuanto a la cuarentena, ya que comenzó el 20 de marzo en diferentes etapas o fases como la llaman los especialistas, y al día de hoy lleva exactamente 120 jornadas o 4 meses completos. Eso que significó: por empezar un cambio en las costumbres de todos, distanciamiento, uso de tapabocas, medidas restrictivas por doquier, no poder viajar sino es con un permiso a ningún punto del país y menos al exterior; actividades que se han derrumbado y están dejando en el camino a pequeños empresarios y por ende a trabajadores que perdieron o perderán su fuente laboral; es decir, un sinnúmero de complicaciones para millones de argentinos que están sufriendo por esta pandemia mundial, pero que ya venían padeciendo los desaciertos de sucesivos gobiernos que no colmaron las expectativas, porque nobleza obliga llevamos muchos años de malas administraciones, sin hacer juicios de valor de casos puntuales que los hay, de uno y otro lado de la grieta, a propósito palabra infeliz si las hay.
A Macri miles de argentinos lo votaron cansados de Cristina y a Fernández muchos electores que en otro momento no se les hubiera ocurrido ponerle un voto porque fue parte del riñón kirchnerista, lo hicieron pensando en la confianza perdida por los cuatro años de un gobierno que anunció cambios pero se endeudó, cometió errores de todo tipo y en vez de propender a cerrar las heridas, es decir acabar con las peleas permanentes y el desgaste que significa para cualquier persona escuchar confrontaciones, insultos, maltratos y manifestaciones, acentuó la grieta y como sostienen muchos especialistas fue lo que le dio aire a Cristina de volver a ocupar el centro de la escena a través de Alberto, su elegido.
Y hablando de disputas, no son gratis y el tema es que muchos argentinos nos venimos bancando esta situación con sucesivos gobiernos, pero con el agregado que ahora estamos atravesando una pandemia que acrecentó la crisis económica que no empezó con el actual gobierno, ni siquiera con Macri, Y no hay que ser especialista para saber que tenemos por delante un camino casi seguro cuando comience a moverse la planchada y alicaída economía nacional: una inflación que nadie sabe donde terminará, por consiguiente suba de precios y todo lo que hemos vivido desde mucho tiempo, pero tal vez exacerbado por las actuales circunstancias. A todo esto hay que agregar que el dólar aún estando contenido, igual supera largamente los cien pesos por los diferentes tipos de cambios que existen; y la moneda estadounidense regula toda nuestra economía, es un mal argentino de antaño y la realidad es que la mayoría no confía en la moneda nacional.
Dicho todo lo anterior y pensando en la situación que atravesamos que es totalmente incierta, ya que no hay una fecha donde se vuelva a una normalidad en la cotidianeidad de la gente, me refiero a que puedan trabajar con normalidad todos los actores sociales, que son los que movilizan la máquina productiva de cada región, seguiremos debatiendo diferencias que son inconducentes y lo único que hacen es dañar nuestra psiquis.
Volviendo a la pandemia, en el peor momento en cuanto a números de infectados y fallecidos desde que empezó la cuarentena, seguramente hoy –excepto un cambio de último momento-, el gobierno nacional permitirá la ampliación de actividades en el AMBA, Córdoba, Rosario y otras grandes ciudades, porque además que una amplia mayoría no cumple las normativas, un tercio del año en cuarentena ha llevado al hastío y a una situación de desesperación de amplios sectores de la sociedad, especialmente de la clase media que históricamente buscó su forma de vivir en forma independiente a partir de pequeños emprendimientos, negocios y oficios sin depender de un Estado paternal que hoy regula nuestra vida, porque nunca habíamos tenido que pedir permiso para viajar o tener tantos horarios y requisitos en nuestros movimientos diarios.
Desde mi punto de vista es probable que el Covid 19 contagie a más argentinos de los que se supuso en el inicio de esta situación de cuarentena, allá por mediados de marzo; inclusive no estamos exentos que se den nuevos casos en localidades donde hemos tenido muy pocos como en San Martín de los Andes. Muy simple, cuando en algún momento se abran las fronteras provinciales, es probable que llegue gente que nunca tuvo síntomas y puedan ser enfermos asintomáticos que lamentablemente transmitan el virus, pero no debemos enloquecer sino seguir respetando protocolos e indicaciones de los que saben.
Esta enfermedad que aqueja al mundo, es doloroso decirlo, pero nadie sabe cuántas vidas se llevará en nuestro país, aunque tengo certeza y datos concretos que en nuestra ciudad y en muchos sitios que uno conoce arrasó con el esfuerzo de cientos de familias y hará comenzar de cero a muchos vecinos y vecinas que no merecen, como nadie, pasar por semejante angustia. Mientras tanto seguimos viendo y escuchando chicanas de uno y otro lado; procesados y hasta condenados ex funcionarios públicos hablar con la altura moral de una larva y una amplia porción del pueblo argentino que observa incrédulo peleas dentro del propio gobierno, con opositores, prensa y el que se cruce. Y encima de todo seguimos con la pandemia Me parece una mochila demasiado pesada que la gente de bien, que es la mayoría, no merece.

Escuchala!

Pablo Matilla nació en General Pico, donde cursó sus estudios primarios y secundarios. Luego vivió en la ciudad de Córdoba donde se recibió de Técnico en Comunicación Social en la Escuela de Ciencias de la Comunicación, de la Universidad Nacional de Córdoba. Hizo pasantías en radios cordobesas y en el área de deportes de La Voz del Interior. A su retorno a La Pampa trabajó en radio LU37 siguiendo la campaña de Liga Nacional de Básquet de Independiente y Pico Fútbol Club y en un diario familiar fundado en 1923: La Reforma. Se radicó en San Martin de los Andes con su esposa en 1999, trabajó en radio, hizo colaboraciones para medios digitales y diarios regionales, como así también para medios nacionales. Actualmente trabaja en el Hospital de San Martin de los Andes desde hace 17 años. Durante muchos años en áreas de atención al público y administrativas; desde hace 3 años en que se creó el cargo a nivel de Salud Provincial se desempeña en comunicación y prensa del mismo hospital.

Desde hace cinco años es relator en la Transmisión del Tetratlon de Chapelco y actualmente conduce el programa MODO VIERNES en FM de la Montaña. Todos los Viernes de 17 a 19hs por el 105.1 en San Martin de los Andes

Escuchá su editorial de esta semana, en el más completo resumen informativo y la compañía de la tarde del viernes.