UN GRUPO DE JÓVENES CON UN SUEÑO EN COMÚN: SIMPLIFICAR LA NUEVA ECONOMIA DE SAN MARTIN DE LOS ANDES

In SOCIEDAD by FM de la Montaña

La pandemia aceleró un proceso de digitalización que ya se venía desarrollando. La educación, el comercio y el trabajo en el mundo ahora pasan por pantallas. En este contexto, ¿cómo puede la economía local prepararse para los nuevos hábitos de consumo de los usuarios?

Tres jóvenes con un sueño en común: simplificar la nueva economía. Así surgió Lemon Cash, una startup argentina dedicada a brindar soluciones financieras, tanto a personas como a comercios de toda América Latina.

La vuelta a casa era inevitable. Tras criarse en Neuquén y pasar muchas temporadas de esquí en San Martín, Marcelo Cavazzoli (CEO) conoció a Borja Martel y Alan Boryszanski en Buenos Aires. Hace ya más de un año fundaron Lemon Cash y lo que parecía un plan para el futuro se aceleró por la pandemia: volver a San Martín de los Andes para desarrollar el producto.

La crisis originada por el COVID apresuró el proceso de digitalización de pagos y fue un gran catalizador para Lemon Cash, que pasó de tener cuatro empleados a 37 en un trimestre.

Luego de gestionar los permisos correspondientes, el “cerebro” de la empresa se reubicó en la ciudad hace ya más de dos meses. ¿El objetivo? Poner todo en funcionamiento para que San Martín de los Andes tenga su propia billetera digital. “Queremos acompañar a los comercios de la ciudad en su transformación digital, ofreciéndoles las mejores herramientas para manejar su negocio”, sostienen.

Parte del “cerebro de Lemon Cash en San Martín de los Andes: Federico Biskupovich, Borja Martel, Franco Bianchi, Guido Peirano, Marcos Guevara Lynch y Marcelo Cavazzoli. Foto: Catalina Petersen

Por qué Lemon es una SúperApp

El propósito de Lemon es generar un ecosistema sin comisiones centrado en los cobros y pagos con códigos QR para los comerciantes de San Martín de los Andes. En esta instancia, el compromiso de Lemon es trabajar con los comerciantes codo a codo para acompañarlos en la adopción de esta tecnología extendida a nivel mundial.

Dentro de la aplicación, los comercios pueden cobrar desde un celular aceptando pagos con tarjetas de crédito y débito, crear y enviar links de pago por WhatsApp y otras redes sociales y realizar cobros con QR sin comisiones. Las personas pueden usar Lemon Cash como una cuenta bancaria donde hacer y recibir pagos, enviar dinero a amigos y comprar en comercios de San Martín de los Andes.

Además, todos los usuarios de Lemon Cash están a un solo clic de distancia del mundo de las criptomonedas. De la manera más sencilla y práctica, Lemon ofrece acceso a las criptomonedas más tradicionales como Bitcoin y Etherum y a los denominados criptodólares “moneda estable”. También dentro de la aplicación se puede acceder a fondos de inversión cripto, herramientas con rendimientos más atractivos que los que ofrecen las finanzas tradicionales.

“El mundo va hacia la centralización en una sola aplicación de todos los servicios financieros existentes. Construimos Lemon para ser esa solución”, explican.

Hacia el futuro

Durante la pandemia, Lemon Cash consiguió expandirse a Uruguay y a Ecuador con socios estratégicos. Y tienen el objetivo de seguir creciendo en América Latina gracias a dos adquisiciones clave: FINDI, la empresa vehículo para el procesamiento de pagos y Venti, su market place integral centrado en tiendas y eventos.

La empresa que en su primera ronda de inversión recibió un millón de dólares para su desarrollo va por más. El próximo año lanzarán una tarjeta de débito propia con el fin de que sus usuarios tengan una mejor usabilidad del dinero y utilicen Lemon Cash como su cuenta bancaria.

Especialistas e inversores han catalogado a esta startup como el próximo unicornio argentino. De San Martín de los Andes a América Latina, sus fundadores afirman seguir metódicamente los pasos para continuar creciendo.