EDITORIAL: “MISIÓN IMPOSIBLE”

In SOCIEDAD by FM de la Montaña

“Desde mediados de la década de los 60 hasta la mitad de los 70, Peter Graves junto a Martín Landau y el moreno Greg Morris, fueron los protagonistas principales de la serie televisiva Misión Imposible, que años más tarde se llevó al cine y ha sido un éxito de taquilla con Tom Cruise como protagonista, en diferentes sagas que no son más que nuevas películas.

Bien podría decirse que el protagonista de esta emblemática Misión Imposible podría ser el intendente Carlos Saloniti, acompañado de otras figuras estelares como alguno de sus secretarios y en otros papeles de la serie dirigentes sindicales y trabajadores. Por qué pienso esto, porque gobernar el Municipio de San Martín de los Andes parece imposible, es una misión que han encarado otros mandatarios comunales y la saga se repite. Miro hacia atrás y todos los intendentes tuvieron problemas para llevar adelante sus gestiones y los mismos conflictos, es decir,  la misión y los obstáculos con los matices de cada período son similares, pero nadie termina de darle solución.

O sea Peter Graves es Saloniti, lo fue Brunilda Rebolledo, Juan Carlos Fernández, Luz Sapag, Jorge Carro, etcétera, etcétera. Todos tuvieron conflictos –algunos muy violentos- con reclamos de los trabajadores; no pudieron hacer muchas obras que la ciudad y su gente merecen porque cómo gobernas sin plata. Si tengo 100 y 80 se me van en sueldos, con el otro 20 tengo que mantener y cuidar la ciudad, la ecuación es simple, no se puede hacer demasiado y lo que se va haciendo es poner parches, como a una cámara de bicicleta. Pero un día, no te queda espacio de tantos parches y revienta, entonces te preguntas por qué pudo pasar esto. Una respuesta sería porque no cambiaste la cámara de la bicicleta a tiempo, hacía mucho que la venías emparchando y todo tiene un final. A veces la cámara se rompe suavemente y otras explota.

Con esa analogía simple, sencilla, quiero dejar sentado mi punto de vista respecto a la situación que se vive en San Martín de los Andes. Todos los intendentes han venido poniendo parches, por lo menos en los últimos 20 años; algunos han sido buenos gestionadores, otros han tenido una autoridad inmanente y mucha presencia como Luz Sapag; hay quienes contaron con buenos alfiles como sucedió con los gobiernos justicialistas de Carro y Fernández que contaron con un Carnaghi que podía ser discutido pero negociaba con los gremios; situaciones de viento a favor, momentos económicos no tan complejos y restrictivos como ahora, pero absolutamente todos tuvieron inconvenientes y dependían del dinero de Provincia y de Nación para obras y hasta sueldos.

Hoy, en un momento de pandemia y con un gobierno nacional que hasta el momento puede anotarse como un logro importante la negociación con acreedores externos por la deuda que dejó Macri y también Cristina, y no mucho más, no hay casi nada para destacar. La pandemia nos está llevando derechito a un podio al que nadie quisiera subir, la economía con sólo preguntarle a un comerciante o un pequeño empresario, la conclusión es un desastre; los precios no dejan de subir, el dólar informal, blue o como le quiera llamar está en 155 pesos y todo nuestro movimiento comercial va atado al dólar, por lo tanto si la economía comienza a moverse posiblemente –ruego que no- podamos vivir una situación de crecimiento sostenido de la inflación mucho mayor a la actual.

La debacle que estamos atravesando hoy en Argentina es notable y por si fuera poco algunos insisten con cuestiones como remover jueces, reforma judicial y otras situaciones que le cambian la vida a los procesados, a quienes están sospechados y denunciados por haber incurrido en delitos contra el propio Estado nacional, o sea contra el patrimonio de todos los argentinos, incluido ese más del 45 % de pobres y otro tanto de indigentes que habitan nuestro país.

Entonces en este contexto aparece todo lo feo flotando en la superficie. Una empresa de transporte que viene hace mucho tiempo con dificultades para cumplir con sus servicios. Hoy con los trabajadores llevando a cabo una medida de fuerza, la segunda en el término de un mes, porque se les adeuda los sueldos. Un bombero que posiblemente aparezca, el gobierno neuquino y una misión imposible: solucionar la situación de fondo que le pega fundamentalmente al trabajador,  a quien se traslada de un lugar a otro de la ciudad para ganarse un mango para sostener su familia.

Lo mismo sucede con los reclamos salariales que además engloba ropa de trabajo, refrigerio y todo aquello que esté escrito en el convenio colectivo de trabajo municipal. Entonces cada determinada cantidad de días hay una medida de fuerza que dura varias jornadas y la gente no sabe qué hacer con sus residuos, el pueblo se viste de mugre y ahí vamos; ahora esperando que sucederá con una conciliación que no es más que patear la pelota dos semanas hacía adelante. El propio secretario de gobierno Marcelo Sánchez señaló a FM de la Montaña que aunque entiende que el reclamo es legítimo y justo, no hay dinero, no tienen de donde sacarlo.

Para el final, me referiré al Covid y la situación que nos aqueja. Acá no es cuestión de meter miedo pero si algo tengo como característica es que no me gusta negar la realidad. Hoy a los que tenemos la suerte de vivir, con barbijo y todas las incomodidades y fastidios que nos produce esta situación, tenemos eso que dije antes: vida. Hay quienes la han perdido y si bien la letalidad puede ser baja en relación a otras enfermedades, son tantas las personas que se han contagiado y se seguirán contagiando, que el número de fallecidos irremediablemente es alto.

Neuquén capital y las localidades donde el contagio se hizo comunitario están colapsados. Piense una situación, llega a un hospital con síntomas, lo atienden, corroboran que es positivo y requiere complejidad porque su cuadro se va agravando con el paso de las horas y cuando necesita ingresar a una terapia no hay cama, lógicamente se lo sostiene como se puede y donde se puede. Es traumático, duro y triste para el paciente que pierde el contacto con su familia. No es broma, muy a nuestro pesar el Covid todavía no tocó su punto más alto de contagio. El que busca encuentra, no hay que desafiar y es necesario, imperioso diría, cuidarnos y cuidar a los demás; el barbijo, lavado de manos y distancia social hay que tenerlo presente como el Padre Nuestro para el católico.

Para los que tienen responsabilidades y manejo de mucha gente hoy es momento de sentarse y sincerarse pertenezcan a donde pertenezcan. Todos sabemos que hay reclamos absolutamente justos pero la situación que atravesamos no es normal, estamos viviendo horas muy complejas en los sistemas de salud públicos y privados, es momento de hacer treguas de uno y otro lado. Al poder político decirle que el esfuerzo mayor no lo están haciendo ustedes, lo está realizando la población y los trabajadores en especial, por eso la sensatez en sus conductas en tiempos tan complejos es lo menos que se les puede pedir.”

Escuchá la Editorial:

Pablo Matilla nació en General Pico, donde cursó sus estudios primarios y secundarios. Luego vivió en la ciudad de Córdoba donde se recibió de Técnico en Comunicación Social en la Escuela de Ciencias de la Comunicación, de la Universidad Nacional de Córdoba. Hizo pasantías en radios cordobesas y en el área de deportes de La Voz del Interior. A su retorno a La Pampa trabajó en radio LU37 siguiendo la campaña de Liga Nacional de Básquet de Independiente y Pico Fútbol Club y en un diario familiar fundado en 1923: La Reforma. Se radicó en San Martin de los Andes con su esposa en 1999, trabajó en radio, hizo colaboraciones para medios digitales y diarios regionales, como así también para medios nacionales. Actualmente trabaja en el Hospital de San Martin de los Andes desde hace 17 años. Durante muchos años en áreas de atención al público y administrativas; desde hace 3 años en que se creó el cargo a nivel de Salud Provincial se desempeña en comunicación y prensa del mismo hospital.

Desde hace cinco años es relator en la Transmisión del Tetratlon de Chapelco y actualmente conduce el programa MODO VIERNES en FM de la Montaña. Todos los Viernes de 17 a 19hs por el 105.1 en San Martin de los Andes

Escuchá su editorial de esta semana, en el más completo resumen informativo y la compañía de la tarde del viernes.