EDITORIAL: “CONFRONTAR COMO FORMA DE VIDA”

In DESTACADO, SOCIEDAD by FM de la Montaña

“Siempre centro mis columnas en hechos locales, no olvido que no hay transporte urbano y es una vergüenza ver a vecinos de diferentes barrios de la ciudad haciendo dedo o suplicando con una mirada que los automovilistas los lleven. Eso es destrato con el habitante y nadie merece pasar por esta situación, en uno de los peores momentos que vive la Argentina en las dos últimas décadas.
Todo tiene que ver con todo, dijo nuestro conocido Pancho Ibañez. ¿Y si?, lamentablemente atravesamos una pandemia, años de descalabros económicos, de gobiernos ineficientes que han generado fábricas de pobres e indigentes, que han paliado la crisis a base de planes sin permitir el crecimiento del privado con cantidad de impuestos e impedimentos, para que de trabajo y se vuelva al hábito de mover el país laburando.
La suma de los errores y de poner la culpa en el otro, de acrecentar la grieta desde diferentes sectores ha generado odio, resentimientos y un creciente malestar que nos está llevando quien sabe a qué lugar. Al paraíso seguro que no. Sigan fomentando desde los estamentos del poder el desencuentro de los argentinos, vamos bárbaro, fundidos y embromados muchos, por no decir la mayoría, y le seguimos dando a la máquina de las diferencias antagónicas, total que tenemos para perder, un país nomás, algunas generaciones, no más que eso. Los argentinos no aprendemos más, el ejemplo cabal de tropezar siempre con la misma piedra; evidentemente a algunos pocos les da resultado esto, los beneficia, son los mismos de siempre, mientras la mayoría del país la pasa mal.
Cuanto lamento que no encontremos un equilibrio, que se viva confrontando como si fuese un deporte. Que nos hayamos acostumbrado a vivir de esta manera, que aceptemos que no tenemos destino. ¿Qué le estamos dejando a las generaciones que vienen?. Yo nací en Argentina y quisiera que cuando me toque irme tiren las cenizas acá.
¿Por qué muchas veces tenemos que pensar a nuestros seres queridos fuera de Argentina para que no sufran lo que nos pasa? Van a sufrir si se van y dejan a sus padres, a sus afectos; basta con preguntarle a cualquier venezolano que siente, no tenemos que leer historias, ni mirar muy lejos. Hay vecinos de ese país entre nosotros y creen que la mayoría, con las pocas excepciones del caso, se fueron porque estaban bárbaro en la tierra que libertó Bolivar. Obviamente que no.
Creo que los adultos debemos pensar que vamos a hacer desde el lugar que nos toca para intentar bajar los decibeles y buscar caminos de diálogo para comenzar a encontrar soluciones en pequeñas cosas. Un vecino marcó los pozos para evitar roturas, otros juntan basura por cuenta propia en miradores y senderos; otros ayudan a vecinos con pequeños actos. Dijo la Madre Teresa de Calcuta: “a veces sentimos que lo que hacemos es tan sólo una gota de agua en el mar; pero el mar sería menos si le faltara una gota”. La suma de voluntades por cambiar algo para el bien de todos, al menos algo, tiene que ser mucho más que el egoísmo y el personalismo de unos pocos que viven en una nube de gases.
En la segunda parte de esta columna dedicaré una líneas a mi profesión, a la de poder decir con libertad, sin agraviar aunque muchas veces a algunos le moleste. El artículo 19 de nuestra Constitución Nacional dice textualmente: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”. Este artículo me ampara y no confundo libertad con libertinaje, tengo claro cuáles son mis derechos, pero también mis obligaciones, por lo tanto no necesitamos ni los periodistas que no respondemos a grupos ni empresas poderosas, ni los solitarios y amantes de la comunicación como quien les habla, ningún tipo de observatorio oficial de medios como el denominado NODIO que lidera la señora Miriam Lewin, a cargo de un invento como la Defensoría del Público. Es un papel vergonzoso y digno del mejor resultado de la herencia de Joseph Goebbels, aquel padre de la propaganda nazi.
Algunos de los principios que lideraban ese sistema nefasto fueron:
Individualizar al adversario en un enemigo único; los adversarios son una suma de individuos; hacer cargo al adversario de los errores propios y si no podes negar las malas noticias, generar algunas para distraer; convertir cualquier cosa pequeña, intrascendente en una amenaza, es decir, desfigurar y exagerar; toda propaganda decía el “diabólico” ministro del Tercer Reich, debe ser popular, fácil de comprender y si quedan dudas reiterarla hasta el cansancio, de allí el famoso “miente, miente que algo quedará”; principio de silenciar ergo ocultar las noticias que no te favorecen. Estas y muchas más fueron las reglas de la propaganda nazi, justamente la que hicieron del antisemitismo, el odio al pueblo judío su forma de sobrevivencia. Hoy a alguien del origen del pueblo más lastimado por Hitler y sus fanáticos, le dan la libertad de emular a Goebbels. Inentendible y lo disfrazan de “observatorio”. Lewin y compañía, si quieren observar vayan al Planetario o al Uritorco.”

Escuchá la Editorial:

Pablo Matilla nació en General Pico, donde cursó sus estudios primarios y secundarios. Luego vivió en la ciudad de Córdoba donde se recibió de Técnico en Comunicación Social en la Escuela de Ciencias de la Comunicación, de la Universidad Nacional de Córdoba. Hizo pasantías en radios cordobesas y en el área de deportes de La Voz del Interior. A su retorno a La Pampa trabajó en radio LU37 siguiendo la campaña de Liga Nacional de Básquet de Independiente y Pico Fútbol Club y en un diario familiar fundado en 1923: La Reforma. Se radicó en San Martin de los Andes con su esposa en 1999, trabajó en radio, hizo colaboraciones para medios digitales y diarios regionales, como así también para medios nacionales. Actualmente trabaja en el Hospital de San Martin de los Andes desde hace 17 años. Durante muchos años en áreas de atención al público y administrativas; desde hace 3 años en que se creó el cargo a nivel de Salud Provincial se desempeña en comunicación y prensa del mismo hospital.

Desde hace cinco años es relator en la Transmisión del Tetratlon de Chapelco y actualmente conduce el programa MODO VIERNES en FM de la Montaña. Todos los Viernes de 17 a 19hs por el 105.1 en San Martin de los Andes

Escuchá su editorial de esta semana, en el más completo resumen informativo y la compañía de la tarde del viernes.