LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO PRESENTÓ DEMANDA POR LA BASURA SIN RECOGER EN SAN MARTÍN DE LOS ANDES

In POLITICA, SOCIEDAD by FM de la Montaña

La medida está dirigida contra la Municipalidad de San Martín de los Andes, obligada por Ordenanza a mantener el servicio esencial. Apunta a obtener una urgente definición y pretende que se ordene garantizar el servicio de recolección de residuos sólidos urbanos por todos los medios al alcance de la Municipalidad. En especial, que se recupere el gobierno y dirección de los camiones municipales retenidos, cuya libre disposición es esencial para la prestación del servicio.

La Defensoría del Pueblo y del Ambiente (DPA) presentó en la tarde del jueves ante la Justicia Civil de la Cuarta Circunscripción Judicial, una demanda contra la Municipalidad de San Martín de los Andes, cuya pretensión está destinada a garantizar el servicio de recolección de residuos sólidos urbanos frente a la prolongada parálisis producto de un conflicto gremial.

El Defensor del Pueblo y del Ambiente, Fernando Bravo, dijo que la DPA “ha esperado todo cuanto ha podido a que primara el diálogo y la solución de la disputa, pero la situación sanitaria de la ciudad se encuentra en riesgo frente al desborde de basura”.

“Ojalá las partes encuentren un camino común de diálogo y negociación y se reanude cuanto antes el servicio pleno de recolección de residuos, haciendo innecesario este recurso que hoy (por ayer) presentamos, pero mientras tanto la ciudad y cada uno y cada una de los sanmartinenses ya no pueden esperar más…”, dijo el defensor.

La presentación realizada ayer -medida autosatisfactiva- procura una urgente definición en el marco del juicio sumarísimo. En su parte medular solicita al juez en turno ordenar a la demandada que arbitre todos los medios a su alcance para que, de manera general, garantice el efectivo cumplimiento de la Ordenanza 10.443/15 con la consiguiente recolección de los residuos acumulados y su normalización diaria. Y especialmente para que con ese fin recupere y ponga bajo su órbita de gobierno y dirección la disposición libre de los camiones recolectores que se encuentran retenidos en instalaciones del corralón municipal, cuyo concurso es imprescindible para asegurar el servicio.

La presentación fue realizada por el defensor bajo el patrocinio del abogado de la DPA, Gastón Eulogio, y lleva por carátula: Defensoría del Pueblo y del Ambiente de San Martín de los Andes c/ Municipalidad de San Martín de los Andes s/ sumarísimo artículo 321 del CPCC.

Si bien naturalmente en el conflicto gremial de marras hay dos partes involucradas, la acción entablada por la DPA está dirigida contra la Municipalidad de San Martín de los Andes por cuanto es ella, conforme a la normativa vastamente desarrollada en el escrito, la que tiene a su cargo la garantía de prestación del servicio público que se reclama.

Luego de una extensa cita de los derechos conculcados y de la raigambre constitucional de ellos, la presentación focaliza en la Ordenanza 10.443 del año 2015, que declara el carácter “esencial, continuo y permanente del servicio público municipal de recolección, transporte y disposición final de residuos sólidos urbanos”.

El artículo 4 de esa norma, reza: “DISPÓNESE que, en caso de licencia por vacaciones del personal, feriados, huelgas y/o medidas de acción directa de organizaciones gremiales, o períodos de receso administrativo, los responsables de los servicios mencionados en el Artículo 1 deberán diagramar las guardias de emergencia que garanticen la prestación de los mismos”.

Cabe señalar que la medida autosatisfactiva planteada, también llamada medida de efectividad inmediata, es una especie de proceso urgente, género global que abarca otras hipótesis en las cuales el factor tiempo posee especial resonancia.

En efecto, si bien podrían haberse intentado otros remedios procesales, la elección de la medida autosatisfactiva obedece a la urgencia del asunto. Ha sido definida en doctrina como “…un requerimiento urgente formulado al órgano jurisdiccional por los justiciables que se agota –de ahí lo de autosatisfactiva- con su despacho favorable, no siendo, entonces, necesaria la iniciación de una ulterior acción principal para evitar su caducidad o decaimiento; no constituyendo una medida cautelar, por más que en la praxis muchas veces se la haya calificado, erróneamente, como una cautelar autónoma” (Peyrano, Jorge, “Régimen de las medidas autosatisfactivas. Nuevas propuestas”, LL 1998- A-968).

La presentación fue acompañada de prueba documental y relevamientos fotográficos.