ALARMANTE SITUACION DEL SISTEMA DE SALUD

In SOCIEDAD by FM de la Montaña

En un comunicado emitido ayer se expresó la preocupación por el colapso del sistema de salud en el que 54 personas de distintas complejidades esperan que se libere una cama, de las cuales 18 requieren una cama de terapia intensiva.

En el escrito, que además de la firma de la ministra Andrea Peve, también lleva las del SIEN y los jefes de las zonas sanitarias, explica que: “a diferencia del año pasado, y en consonancia con lo que sucede en el resto del país y en el mundo, se evidencia una rápida aceleración en el nivel de impacto de la segunda ola de contagios y los requerimientos de asistencia y de internación son y serán aún mayores que en 2020”.

Por este motivo, es que hacen un llamado a la comunidad para que extreme el cumplimiento de las medidas de prevención: higiene de manos, distanciamiento, uso de barbijo, ventilación de ambientes.

También dan a conocer en la carta datos estadísticos que ponen en evidencia la alarmante situación: “el Centro Coordinador de Camas, en sólo 10 días (del 2 al 12 de mayo), efectuó más derivaciones de pacientes Covid que en todo el mes de abril”. Además, detallan que durante el miércoles se registraron 718 casos en un sólo día y al respecto explican: “Esta cantidad de casos diarios superó el pico registrado en enero y está muy próximo al pico de octubre de 2020, momento en el que la provincia transitó su etapa más crítica respecto de la pandemia de COVID–19”.

En cuanto al avance de la campaña de vacunación: “Si bien nos da la esperanza de lograr un impacto sanitario, esto no significa que las personas vacunadas estén eximidas de contagiarse y, por ende, de seguir cuidándose. Es necesario que se tomen medidas tendientes a disminuir la circulación viral en todo el territorio provincial”.

Y cierran: “Estamos en un momento crucial. Los equipos de salud han dado todo de sí, y aún más. Como comunidad, la pandemia nos exige adaptarnos  a modos desconocidos de vivir y relacionarnos, hoy  necesitamos renovar el compromiso de todos y todas para seguir cuidándonos y cuidar a los demás, porque ninguna cama de terapia intensiva asegura la curación de un cuadro clínico de COVID-19 y el verdadero desafío está en que, teniendo la posibilidad de la prevención, nadie necesite ingresar a una”.