EDITORIAL: “FUERTE GOLPE PARA EL OFICIALISMO”

In SOCIEDAD by FM de la Montaña

“Pasaron las Primarias Abiertas y Simultáneas en todo el país y obviamente hay mucha tela para cortar, pero lo que quedó en claro más allá de quienes como los chicos se tapan los oídos porque no quieren escuchar la realidad, o los que cierran los ojos para no ver, la gente votó enojada por la situación que está viviendo. Más allá de la pandemia que golpeó a todos los gobiernos del mundo, los meses que lleva al frente del Ejecutivo, Alberto Fernández, han sido decepcionantes para la mayoría de la población. Inflación, falta de trabajo, expectativas por el piso, promesas y mentiras por doquier, falta de políticas claras, pobreza cada vez mayor, hechos bochornosos como la vacunación vip o el festejo de cumpleaños de su mujer en plena cuarentena estricta, son la clara muestra de un presidente que no se ha mostrado a la altura del puesto más importante del país, acompañado de un gabinete que hasta los propios kirchneristas tildan de mediocre para abajo; esas son solo algunas de las razones por las que en esta interna abierta el oficialismo perdió hasta en la provincia de Buenos Aires, uno de los bastiones del peronismo.

Faltan dos meses para las generales y el mandatario nacional expresó que entendió lo que el pueblo transmitió a través del voto, reconociendo que deben cambiar y lo hará de aquí en adelante. La pregunta que muchos argentinos se hacen es cómo creerle a alguien que ha negado tantas cosas que lo llevaron a un nivel de imagen negativa no recordada en tan poco tiempo; porque es algo inentendible que en marzo de 2020 haya sido el político con mejor imagen de Argentina y poco más de un año después esté tan devaluado. Y el problema se hace mucho mayor si tenemos en cuenta que le quedan dos años al frente de un gobierno golpeado, con internas por doquier y un futuro al menos en lo inmediato, muy complejo.

Es claro que todavía no sucedió nada ya que los partidos se deben jugar completos, y por ahora con estas primarias se disputó el primer tiempo, pero lo del domingo pasado dejó mucha información de cómo están pensando en la actualidad los argentinos. Sería muy difícil que quienes votaron opciones diferentes al oficialismo nacional, cambien en noviembre su voto a favor del Frente de Todos, pero la oposición debe ser inteligente porque cualquier divergencia de fondo puede disgregar el voto. La lógica indicaría que quien votó a liberales, radicales, o espacios opositores, volverán a convalidarlo el 14 de noviembre.

San Martín de los Andes eligió por mayoría al candidato de Juntos, Pablo Cervi, al igual que Villa la Angostura. Luego se ubicó el MPN, que vio ganador a Rolando Figueroa, quien además encabezará la lista de su partido y le ganó a la estructura emepenista provincial; más atrás finalizó Tanya Bertoldi por el Frente de Todos y Eguia que fue por afuera de Juntos por el Cambio, con el ARI. Esta zona cordillerana tiene muchos residentes llegados de Buenos Aires y el porteño no es en esencia peronista, es una de las lecturas que hace la gente de la política local. A nivel provincial el Movimiento Popular Neuquino demostró su capacidad de movilización y lo deberá ratificar en noviembre. Que eso suceda dependerá de dejar a un lado viejas broncas entre el gobernador y el propio Rolo Figueroa quien mientras Gutiérrez ha gobernado nunca dejó de recorrer el territorio neuquino, juntarse con gente de su partido y extrapartidarios, para transmitir su verdadero anhelo político que es gobernar Neuquén.

Que va a suceder en los próximos dos meses es una incógnita, pero lo más preocupante para quien les habla es como seguirá la marcha de su gobierno Alberto Fernández. Es importante que quienes lo rodean no lo dejen solo porque ahora es el momento más difícil y es el presidente de todos nosotros, le guste a quien le guste. Muchos estarán pensando en su candidato o candidata, pero la realidad es que otros pensamos mucho más como seguirá Argentina con un presidente tan debilitado, que está viviendo horas muy difíciles con reproches internos fuertes, y con cercanos que le están señalando de todos lados que debe echar a varios ministros; y encima hay quienes le piden que radicalice las medidas. Es presión de todos lados en un país cuya población le exige que comience a gobernar.

Los argentinos votaron y deben volver a las urnas para ratificar que sucede en el segundo y último tiempo del partido. Gobernar y pensar como remontar la derrota del domingo, parece ser un barrilete de plomo para el Frente de Todos. Dependerá de cada decisión que se tome como sigan las cosas, que de sencillo no tienen nada.”

Escúchala!