EL INCENDIO DE QUILLÉN SIGUE DESCONTROLADO AUNQUE LA LLUVIA LO REDUJO UN 80%

In SOCIEDAD by FM de la Montaña

Las lluvias que trajo consigo el 2022 en la región, produjeron cierto alivio en Quillén, donde el incendio forestal continúa consumiendo hectáreas de bosque nativo. El agua que cayó en las últimas horas hizo que las dimensiones del incendio se redujeran en un 80 por ciento.

Al margen de eso, el director provincial de Manejo del Fuego, John Cuiñas, señaló que “el incendio sigue activo. No está controlado ni contenido. Por suerte está lluvia nos está ayudando mucho. Habían lugares inaccesibles y ahora gracias a la lluvia vamos a poder entrar a trabajar en focos activos”.

Explicó que a partir del nuevo panorama tras las precipitaciones, la distribución del personal en los próximos días «va a ser en puntos más específicos, en los focos activos».

Dijo que la superficie afectada por el fuego ronda las 5 mil hectáreas, aunque marcó que recién en unos días se tendrá un relevamiento más preciso.

Comentó que por seguridad, durante el sábado una cuadrilla reducida trabajó en terreno y durante este domingo «el personal no salió a terreno por el monte mojado, que está resbaladizo, y con el cansancio que ya se viene arrastrando, se corre riesgo de esguince u otros ya que se dificulta para subir. Pero además porque estos dos días el fuego no avanzó, al contrario. Por lo que se aprovecha para que descansen los brigadistas».